Entrevista Ing Aero Jorge Pantoja

Nombre: Jorge Pantoja Arévalo

Edad: 28

Promoción en Copol: 2006

Estudios Universitarios: B.S in Aerospace Engineering/Ingeniero Aeroespacial

Universidad: Embry-Riddle Aeronautical University (ERAU), Daytona Beach, FL. USA

 

UN EX COPOLINO TRIUNFADOR QUE HIZO VOLAR SUS SUEÑOS

Nos encontramos en las instalaciones de Copei para esta entrevista con el ex alumno Jorge Pantoja,  aprovechando  que estaba rindiendo el  GRE (Graduate Record Examination), que es un examen de conocimiento general que se necesita para ingresar a la mayoría de programas de postgrado en EE.UU. Tiene la intención de hacer uno en el país del Tío Sam. Recordamos su época estudiantil, debido a su destacado aprovechamiento, que lo llevó a ser portador de la bandera de COPOL. En la actualidad  Jorge ha creado su propia compañía en Quito LAS (Latitude Aerospace Solutions).

En el año 2016 ganó  el primer lugar del concurso de la Liga de Emprendedores Extraordinarios, que organizó la Corporación Financiera Nacional    (CFN ) con su proyecto de producción de vehículos aéreos no tripulados, conocidos como drones. Este ex alumno de Copol, empezó a fabricar  estos aparatos hace un año, por su propuesta recibió $55.000.

¿Qué has hecho desde que  te graduaste en Copol?

Estuve un tiempo buscando qué y dónde estudiar en Ecuador, no estaba interesado en seguir ninguna carrera en ingeniería tradicional.

En Agosto del 2006, pocos meses después de la graduación del colegio, comencé a estudiar en la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) por medio de una beca,  ahí me enteré que esta universidad (por pura coincidencia) mantenía un convenio con ERAU (Embry-Riddle Aeronautical University), así que sin pensarlo dos veces me vine a la Capital de la República a estudiar. Siempre quise salir de mi casa e irme a vivir solo, dedicarme a estudiar lo que me gusta y también a la natación (mi deporte favorito).

Fue un poco difícil al inicio acostumbrarse a vivir solo, al clima, a la gente, a los acentos, etc. En un abrir y cerrar de ojos pasaron 3 años y en el 2009 comencé a prepararme para terminar mis estudios a la universidad de mis sueños. 

En ERAU, entré como un estudiante académicamente avanzado o como le llaman allá con un "good academic standing" (buen rendimiento académico), por lo que había transferido muchos más créditos (clases extra) de lo que necesitaba. Allá comenzó mi interés por los vehículos aéreos no tripulados (UAVs). Y llegué a implementar un laboratorio para investigación de esta tecnología allá. ERAU( Embry -Riddle Aeronautical University ), me contrató como un asistente de investigación y pagaron el 100% de mis estudios en  mi último semestre. Fue una experiencia increíble, desde el campus se veía despegar al transbordador espacial, a aviones como el F-22 raptor,  que venían de visita al campus, etc. Un sueño para cualquier apasionado por la aviación.

 

En el 2012 regresé a Ecuador luego de graduarme en ERAU  y trabajé hasta enero del 2016 como profesor en la Universidad San Francisco de Quito -  USFQ. No soy de los que enseñan con libros, a mí me gusta poner en práctica lo que aprendo y crear cosas, en mi tiempo libre me dedicaba a diseñar y a probar prototipos de drones con otro ingeniero aeroespacial, Pedro Meneses, que ahora es mi socio en LAS. (Latitude Aerospace Solutions) 

 

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser Ingeniero Aeroespacial?

Desde que estaba en Cuarto curso de COPOL; mis padres me motivaron para sacar el diploma BI para tener la posibilidad de algún día irme a estudiar fuera del país. Entre las universidades que busqué encontré a ERAU  ( Embry -Riddle Aeronautical University ), que es la numero uno  en Estados Unidos para estudiar Ingeniería Aeroespacial.

El hecho de haber pasado el examen de admisión a la ESPOL estando en quinto curso me motivó aún más a buscar un reto mayor. 

 

¿Cómo se dio el ingreso a tu universidad?

Apliqué a ERAU( Embry -Riddle Aeronautical University), y me aceptaron y,  además me dieron $4000 por la beca, eso me motivó mucho pero aún no podía financiarme los $28.000 del costo total de la carrera , y no tenía la menor idea de cómo iba a lograr reunir esa cantidad multiplicada por 4 o 5 años de carrera.

Por esta razón comencé mi camino hacia mis objetivos estudiando en la U. San Francisco, por medio de una beca, y después transferí mis cursos a ERAU,  y mientras tanto estaba reuniendo recursos y buscando formas de cómo financiarme. No me di por vencido, hasta que finalmente con la ayuda de mis padres, hice un préstamo estudiantil y con mi trabajo en ERAU( Embry -Riddle Aeronautical University) logré mis metas.

 

¿Còmo es tu desempeño laboral en cuanto a tu carrera?.

Desde que estaba en ERAU,  me dediqué a diseñar vehículos aéreos no tripulados, y a trabajar en laboratorios financiados por grandes compañías como Boeing, Gulfstream, etc. donde se hacía investigaciones sobre esta tecnología. 

Luego, decidí volver a Ecuador y comencé a trabajar en la Universidad San Francisco de Quito -  USFQ como profesor en el área de Ingeniería Aeroespacial en las materias de; aerodinámica, introducción al diseño de aviones, y dirigí un proyecto para desarrollar un avión no tripulado, para proteger a las islas Galápagos de la pesca ilegal. 

 

Dejé de trabajar en la  mencionada Universidad, en enero del 2016 para fundar mi compañía a la que denominé : Latitud Aerospace Solutions (LAS) donde fabricamos y diseñamos vehículos aéreos no tripulados  o robots aéreos (drones) para usos en topografía, agricultura, filmación, fiscalizaciones, etc.

 

¿Cuáles características consideras que debe tener alguien que dice tener vocación para esta carrera? 

Creo que lo más importante es que debe gustarle lo que se hace y perseverar. Porque así como es una carrera muy interesante también conlleva muchos retos. A veces puede que un diseño en papel se vea muy bien pero en la realidad no funciona como lo esperabas y te toca volver a la mesa de trabajo y comenzar nuevamente desde cero. Muchas personas se frustran cuando algo no sale bien y tiran la toalla muy pronto o se desaniman. Esto no es para aquellas personas. Lo que me motiva siempre es la sensación de ver algo que diseñaste correr en la pista y alzar el vuelo. Deben hacerlo para poder entenderlo.

¿Alguna experiencia bonita que  nos puedes contar de  tu vida profesional?

En el 2008 en mi segundo año de universidad cuando hice volar el primer avión que construí. De pronto me di cuenta que todo era posible. Luego de esto hubo muchas otras ocasiones que marcaron mi vida profesional, pero fue el comienzo.

¿ Cuál fue el grado de dificultad que encontraste en  tu carrera?

Lo más impactante por así decirlo es la cantidad de trabajo que tienes en la universidad. A mí que me gusta dormir, pero tuve que amanecerme algunas veces para poder terminar proyectos o estudiar para exámenes. 

¿Qué significa Copol para ti?. Algún profesor que recuerdes de manera especial?

Muchísimo, en el COPOL aprendí las bases de todo y aquello me facilitó bastante mis primeros años de universidad. Yo podía notar fácilmente que mi nivel de estudios y conocimientos era muy superior en algunos casos a mis compañeros de clase. Para bien o para mal, hasta me aburrían algunas clases de la universidad en mi primer año porque eran cosas que ya sabía. Esto me dio un poco de problemas al inicio porque fue casi que un paso hacia atrás, pero también sirvió como un repaso.

De mis profesores, me acuerdo de todos. Les mando muchos saludos y quiero que sepan que sin sus enseñanzas y motivación no hubiera conseguido mis metas.

¿Te ayudó el Bachillerato Internacional?

Muy importante, es justamente lo que te diferencia del resto de tus compañeros, en el primer año de universidad,  y te da una gran ventaja, especialmente si el objetivo es salir del país. El BI te abre muchas pruebas, yo pude transferir algunos créditos a mi universidad gracias al  BI, y me exoneró de tomar exámenes como el TOEFL durante mi aplicación.

¿Qué les dirías a tus compañeros de Copol  próximos a graduarse?

Les envió muchas felicitaciones porque se están graduando en el mejor colegio del país, y que persigan sus sueños por más locos que parezcan. Tal vez al momento de graduarse no sepan cómo van a alcanzar sus metas, no se preocupen, las respuestas las van a encontrar si las buscan. Algunos van a suspirar o tal vez reírse porque les parecerá imposible o muy difícil lograr algo importante, pero no se den por vencidos antes de tiempo. "Uno está donde sus pensamientos lo puedan llevar", así me decía mi papá, y por eso les recomiendo no poner límites a sus objetivos profesionales.

 

Nos despedimos de nuestro copolino quien tiene que tomar el próximo avión rumbo a Quito, ciudad donde reside actualmente y le deseamos muchos éxitos en su vida profesional.

DEPARTAMENTO DE MARKETING Y PUBLICIDAD COPOL © COPEI 2016 Fundación de ayuda a la educación media